Inicio » ENSAYO DE GATOS PLANOS PARA CARACTERIZACIÓN DE LOS MUROS DE FÁBRICA DE LAS REALES ATARAZANAS DE SEVILLA

ENSAYO DE GATOS PLANOS PARA CARACTERIZACIÓN DE LOS MUROS DE FÁBRICA DE LAS REALES ATARAZANAS DE SEVILLA

INCOSUMA efectúa el ensayo de gatos planos para la determinación del estado tensional y propiedades de deformabilidad “in situ” de los muros  de fábrica de las reales atarazanas de sevilla.

El edificio de las Atarazanas de Sevilla se construyó a mediados del siglo XIII para realizar las galeras reales. La actividad que se desarrolló en el astillero sevillano lo convirtió durante siglos en «el mayor centro industrial de Europa», por encima de Venecia. Cuando a finales del siglo XV las Atarazanas decayeron como astillero, el descubrimiento de América las convirtió en almacenes para el tráfico indiano, en aduana del Nuevo Mundo y patio de vecinos, para, con la crisis del XVII, transformarse en hospital de caridad y, más tarde, en maestranza de artillería.

Actualmente se prevé su rehabilitación  como centro cultural, proyecto diseñado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, (https://www.vazquezconsuegra.com/centro-cultural-atarazanas/).

Dentro de las actuaciones previas necesarias para su rehabilitación, INCOSUMA ha intervenido realizando el ensayo de gatos planos (Flat-jack test), para la determinación del estado tensional superficial y características de deformabilidad en fábrica de ladrillo y mampostería.

El Ensayo de Gatos Planos es un método directo e in situ que requiere solamente el vaciado de una porción de mortero de las juntas. Puede considerarse como un ensayo no destructivo al ser un daño temporal y fácilmente reparable después de realizar el ensayo. Esto lo convierte en la técnica más utilizada para la evaluación no destructiva de algunas propiedades mecánicas en estructuras de fábrica en obras de rehabilitación o restauración del patrimonio arquitectónico.

El ensayo queda dividido en dos fases, (aunque se pueden realizar como ensayos independientes): en la primera, denominada de gato plano simple, se utiliza un gato plano para estimar el estado tensional de compresión en el punto elegido de la estructura.

     

En la segunda fase, denominada de gato plano doble, se emplean dos gatos planos con el fin de estimar las características de deformabilidad del material existente entre los dos dispositivos, trazando las curvas de comportamiento (tensiones verticales en función de la deformación vertical y horizontal) y, de este modo, estimar el módulo de elasticidad.