Inicio » REHABILITACIÓN INTEGRAL DEL PALACIO DE JUSTICIA VALENCIA.

REHABILITACIÓN INTEGRAL DEL PALACIO DE JUSTICIA VALENCIA.

INCOSUMA realiza por encargo de la empresa Construcciones Rehabilitaciones Instalaciones y Mantenimientos S.A (CRIMSA) (https://www.crimsa.net/) el ensayo de gatos planos para la determinación del estado tensional y propiedades de deformabilidad “in situ” de los muros de fábrica del edificio del Palacio de Justicia de Valencia.

La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública ha sacado  a licitación las obras de rehabilitación integral de la sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana por un importe de  28.303.522,93 euros. El inicio de las obras está previsto para el mes de abril de 2022.

El proyecto de rehabilitación contempla la adecuación del edificio para que sea funcional, accesible y sostenible, pero sin perder de vista su valor patrimonial y cultural. Las obras recuperarán el volumen original del Palacio de Justicia y eliminarán elementos añadidos desde hace años que son impropios y no tienen valor histórico o arquitectónico, ni tampoco función actual.

El edificio actualmente conocido como Palacio de Justicia, comenzó su construcción en 1758 en el último año del reinado de Carlos III, finalizando en el año 1802. Su uso primigenio fue la Sede de la Aduana de Valencia.

En el año 1828 se instala en el edificio la Fábrica Nacional de Tabacos, sufriendo un gran incendio en 1895. Hasta 1914 no comenzaron las obras de adaptación para convertirla en la sede del Palacio de Justicia.

El edificio ocupa una gran manzana rectangular y sus fachadas están compuestas por muros de ladrillo visto entre pilastras de piedra con zócalo almohadillado, y balcones con frontones rectos y curvos que se abren en el piso principal. La cornisa con balaustres, gallones y hornacinas muestra un gusto barroco, mientras la portada central se destaca del muro en forma de imafronte y se remata con un conjunto escultórico en el que Carlos III aparece entre dos Virtudes, obra de Ignacio Vergara. En su interior una escalera monumental, de un puro academicismo neoclásico que recuerda a las de los palacios, se abre tras la puerta, dividiendo en dos el patio porticado.

Los trabajos realizados por Incosuma  para determinación del estado tensional y propiedades de deformabilidad “in situ” de los muros de fábrica se dividen en tres fases;

  1. Extracción de 1 muestra de fábrica de ladrillo, para determinar la resistencia a compresión y densidad, en cada una de las 3 zonas consensuadas.

 

  1. Determinación del estado tensional in situ, «Flat Yack» (gato plano), siguiendo el procedimiento operatorio de “Medición in situ de la tensión compresiva según la norma ASTM C 1196-92”, en tres zonas del muro de entreplanta, mediante la colocación de un sistema fijo analógico para la medida de las deformaciones verticales (extensómetros de esfera de reloj con precisión de 0.001 mm) y la aplicación del sistema de carga mediante gato plano. Dentro de las actuaciones previas necesarias para su rehabilitación, INCOSUMA intervino realizando el ensayo de gatos planos (Flat-jack test). Mediante este tipo de ensayo se determina, en una primera fase, el estado tensional de compresión en el punto elegido de la estructura por medio de un gato plano según la norma ASTM C 1196-92.

Con este método de ensayo conseguimos la medición in situ de la tensión compresiva en la fábrica de ladrillo existente utilizando dispositivos finos, tipo láminas, llamados gatos planos, que se colocan en las entallas practicadas en las juntas de mortero del muro de mampostería. Este método de prueba es un medio relativamente no destructivo de determinar las propiedades de la fábrica.

Se practican las ranuras y posteriormente se insertan los gatos planos conectados al sistema de aplicación de presiones. Se aumenta la presión en los gatos planos hasta un 25%, 50% y 75% de la presión máxima estimada y se mantiene la presión estable en cada nivel. En cada incremento, deben registrarse la distancia entre cada par de puntos de calibración mediante los dispositivos de medida de deformaciones. El incremento de deformaciones final al 75% de la presión máxima estimada será la distancia de calibración. A continuación, se aplica presión hasta obtener de nuevo la distancia de calibración anotando la carga. De esta manera se determina la presión de recuperación para restablecer la distancia de calibración

  1. Determinación de la Deformabilidad de la fábrica de ladrillo, por medio de dos gatos planos en tres zonas del muro de entreplanta, mediante la colocación de un sistema fijo analógico para la medida de las deformaciones verticales (extensómetros de esfera de reloj con precisión de 0.001 mm) y la aplicación del sistema de carga mediante dos gatos planos.

Con este método de ensayo conseguimos la medición in situ de la Deformabilidad de la fábrica ladrillo existente utilizando dispositivos finos, tipo láminas, llamados gatos planos, que se colocan en ranuras practicadas en las juntas de mortero del muro de mampostería. Este método de prueba es un medio relativamente no destructivo de determinar las propiedades de la fábrica.

Se practican las ranuras y posteriormente se insertan los gatos planos conectados al sistema de aplicación de presiones. Se aumenta la presión de forma progresiva. Se registran regularmente las medidas de desplazamiento tras ligeros incrementos de presión.

Se controla el coeficiente entre la presión del gato plano y la deformación de la mampostería durante la prueba, en cada incremento de presión para evitar dañar la fábrica que se encuentra entre los gatos deteniendo la prueba en caso de que este coeficiente empiece a descender de forma significativa. Se realiza la carga hasta aproximadamente 1/3 de la resistencia a compresión obtenida en los ensayos de laboratorio de las muestras extraídas.